bandera-idioma-ingles

Upskilling y Reskilling: dos nuevos conceptos que debes saber para la vuelta al cole

separador

La aparición del coronavirus y la consiguiente pandemia nos ha llevado a adentrarnos de lleno en una reciente digitalización que, desde entonces, no ha parado de crecer. La crisis sanitaria ha resultado ser, a fin de cuentas, un catalizador de la transformación digital.

Reciclaje y promoción continua en la empresa

Sin embargo, el mercado laboral no está siendo capaz de mantener el mismo ritmo que los avances digitales, por lo que es posible que en un futuro se produzca una falta de personal cualificado para cubrir determinados puestos de trabajo. En esos casos, las estrategias de upskilling y reskilling resultan fundamentales, especialmente si tenemos en cuenta que la formación es uno de los beneficios sociales que más valoran los trabajadores de una empresa.

A continuación, veremos en qué consisten estos dos conceptos, que no son más que una modernización del reciclaje o la promoción continua, y qué beneficios reporta tanto a empresa como a trabajadores.

¿Qué es el reskilling?

El reskilling consiste en la adquisición de nuevas competencias por parte de un trabajador para poder desempeñar otro puesto de trabajo dentro de la misma empresa. Suele implicar el trabajo de unas hard skills específicas.

Esto le permite al trabajador desempeñar trabajos 360, cubrir diferentes necesidades desde diferentes perspectivas y convertirse en un empleado muy versátil.

Esta formación se puede deber a una reubicación de la plantilla o a un ascenso laboral.

¿Qué es el upskilling?

reskilling empresas

El upskilling, por su parte, consiste en mejorar las habilidades y competencias de un trabajador para que desempeñe su papel de una forma óptima. Suele ser una actualización de sus competencias que le permitan adquirir enfoques diferentes para realizar el trabajo que ya hace.

El upskilling permite que los trabajadores puedan avanzar en su carrera profesional y puedan adaptarse a la evolución de su desempeño.

 

Diferencia entre upskilling y reskilling

La principal diferencia entre estos dos conceptos radica en el objetivo de la formación:

  • El upskilling pretende enseñar a un trabajador nuevas habilidades que le permitan desarrollar su trabajo de forma óptima.
  • El reskilling busca formar a un trabajador para desempeñar un nuevo trabajo.

Podría decirse que mientras el primero busca crear trabajadores especializados, el segundo crea perfiles más versátiles con un conocimiento 360.

¿Se relacionan ambos conceptos con las habilidades blandas o soft skills?

Este tipo de formación guarda mucha vinculación con los términos de soft skill y hard skill:

  • Las hard skills (‘habilidades duras’ en castellano) son los conocimientos que un trabajador posee para desempeñar su trabajo. Puede referirse al manejo de un determinado software, conocimientos de ofimática, programación, etc.
  • Las soft skills (‘habilidades blandas’) están más vinculadas con la parte emocional y humana de los trabajadores, ya que hace referencia a la inteligencia emocional, el trabajo en equipo, la capacidad de adaptarse al cambio, etc.

Beneficios del upskilling y del reskilling

Estas dos metodologías ofrecen ventajas tanto al trabajador como a la empresa.

Beneficios del upskilling y del reskilling para la empresa

Aunque en ocasiones pueda verse la formación para empleados como un gasto, lo cierto es que es una inversión que redunda en beneficios para la empresa.

  • Reducción de los costes de contratación. Tanto con el reskilling como con el upskilling, el conocimiento nuevo se queda dentro de los trabajadores que ya están en plantilla, por lo que no hay que contratar a un nuevo empleado para que desarrolle unas funciones específicas y que, seguramente, pida un mayor salario. De esta manera, no es necesario contratar nuevo personal con tanta frecuencia, lo cual se refleja en la fase de reclutamiento, las entrevistas, etc.
  • El trabajador ya conoce la empresa. Los empleados formados ya conocen el procedimiento y la metodología interna del negocio, por lo que no hay que dar explicaciones desde cero ni esperar a un procedimiento de adaptativo. Es el mismo trabajador de siempre con unos conocimientos nuevos.
  • El empleado está más satisfecho con la empresa. Como decíamos antes, la formación es uno de los salarios sociales que más valoran los trabajadores de un negocio, por lo que permitirles formarse en algo que les permita mejorar su trabajo o desempeñar otra labor es garantía de que estarán contentos de poder desarrollarse personal y profesionalmente. Esto les hará hablar bien de su empresa, pudiendo atraer así a nuevos clientes que sean potenciales para el negocio.
  • Garantiza la competitividad de la empresa. Adaptarse a los nuevos tiempos, ofrecer soluciones que den respuesta a las necesidades de los tiempos modernos… harán que el negocio siga siendo competitivo y no dará imagen de obsoleto.

Beneficios del upskilling y del reskilling para los trabajadores

A continuación veremos algunas de los beneficios que tienen tanto el reskilling como el upskilling para los trabajadores.

  • Mayor satisfacción profesional del trabajador. Si un empleado tiene la opción de formarse en aquello que le interesa, estará más contento, porque tendrá previsión de crecimiento profesional o de promoción interna. Esto hará que sea más eficiente y productiva desempeñando su trabajo, estará más motivado haciéndolo y tendrá una opinión más positive de la empresa.
  • Mejora de las condiciones laborales. Si un trabajador puede formarse para desempeñar un trabajo o hacer el suyo de una manera más óptima, podría solicitar un aumento de salario (al menos se sentiría más cómodo por solicitarlo) y unas mejores condiciones laborales.
  • Mejora personal. Además de profesionalmente, la formación ofrece ventajas a nivel personal, ya que ayuda a que el cerebro no se oxide y se mantenga activo.

Ejemplo de upskilling y reskilling en diferentes negocios

Son muchas las empresas que han incorporado estas metodologías en su trabajo, y cada vez son más los CEOs que se dan cuenta de la importancia que tienen. El ejemplo más claro es el de Amazon, que ha anunciado su intención de destinar 700 millones de dólares a la mejora de las habilidades de 100.000 empleados para 2025.

Como fomentar el upskilling y reskilling en tu plantilla

Para implementar el upskilling y el reskilling en tu plantilla, necesitarás seguir los siguientes pasos:

  • Realizar un análisis de las necesidades que tiene la empresa para así poder saber qué nuevos puestos de trabajo hay que implementar dentro de la empresa, y qué habilidades hay que mejorar para mejorar su competitividad.
  • Evaluar las habilidades de los empleados para saber quién necesita especializarse y quién está más capacitado para desempeñar otro trabajo.
  • Diseñar un sistema de formación ofreciendo a los empleados las herramientas necesarias. También es conveniente en este punto tener en cuenta los horarios: es preferible que lo hagan durante su jornada laboral para no restar tiempo de su vida personal y que puedan conciliar.
  • Realizar una evolución del progreso de la formación y la satisfacción de los empleados sobre la misma.

En Inspiring Benefits sabemos que la formación interna de los empleados es clave y te ofrecemos la plataforma para poner en práctica el reskilling y upskilling. Si quieres dar los primeros pasos para contar con una plantilla más satisfecha y preparada, ¡no dudes en contactarnos!

Deja un comentario