bandera-idioma-ingles

En el mes del amor, conviértete en una Love Brand

separador
Empieza el mes del amor y es hora de hablar de esas marcas que nos roban el corazón: las Love Brand. ¿Habías oído alguna vez ese concepto? Es el fenómeno por el cuál una marca consigue llegar a los consumidores de una manera emocional, consiguiendo que se hagan auténticos fans de la marca y la quieran incondicionalmente. Suena bonito, pero, ¿ cómo puede conseguir una marca convertirse en una Love Brand? En el artículo de hoy repasamos las características de las Love Brands y el camino para convertirse en una.

Qué es una Love Brand y cómo conseguir ser una

Podríamos pensar que una Love Brand es aquella que cuida su imagen, se adapta a los tiempos y ofrece un valor añadido al cliente. Puede ser, pero hay algo fundamental que las marcas deben tener para convertirse en Love Brands: un propósito.

Los valores y el propósito de la marca

Una misión que va desde el diseño del producto o servicio hasta la atención al cliente, que se nota en cada detalle de la marca. Una experiencia global que hace sentir emociones positivas al que la vive. Si, por ejemplo, queremos ofrecer un producto tecnológico fácil de usar y elegante, esas características deben estar en el producto, pero también en el marketing, en la atención al cliente e incluso en el packaging. Para que todos los detalles al final hagan que el cliente piense: wow, qué bien todo, me siento especial.

La importancia de la reputación más allá de la imagen

Las claves para convertirse en una Love Brand es ir más allá de la imagen, aunque también cuidarla mucho. No sirve de nada trabajar en una imagen brillante y perfecta si detrás no hay un buen producto o servicio y si no se acompaña de una atención a la altura. La reputación es algo que se construye paso a paso, y que puede quedar destruido en un segundo. Por tanto, tener una reputación sólida es fundamental para conseguir Brands Lovers.

Una conexión emocional entre marca y usuario

Una vez logrado el propósito, el producto o servicio, la imagen y la reputación llega el momento de establecer la conexión emocional. Y eso se logra cuando no vendes un producto o servicio por sus características, sino por aquello que hace sentir al usuario. Si logras que no importe demasiado cómo sea lo que vendes sino lo que sienten las personas que lo tienen y lo usan, entonces habrás logrado ser una Love Brand. Resumen de los atributos que tiene una Love Brand
  • Propósito
  • Diferenciación
  • Relevancia
  • Consistencia
  • Experiencia 360

Casos de éxito: marcas que supieron hacerse querer

Hay bastantes casos de éxito de marcas que han conseguido ganarse el amor de muchos consumidores, y estas son solo un ejemplo:
  • Starbucks: ¿el café de Starbucks es mejor que el de otras cafeterías y por eso es más caro? Seguramente no, pero sin embargo sus cafés tienen fama mundial. Y no es por el café: es por el ambiente, por sus camareros encantadores, por el detalle del nombre en el vaso, por la personalización del producto que te hace sentir especial, por el ambiente de las cafeterías y la opción de trabajar con su wifi mientras disfrutas de un momento para ti.
  • Ikea: comprar muebles era una cosa muy poco interesante y glamurosa, pero con la llegada de Ikea eso cambia. Decorar de repente está al alcance de todos, y encima compras cosas que puedes montar, aunque no tengas ni idea, y sabes que te van a durar. ¿Queda alguien que no tenga un objeto de Ikea en casa?
  • Apple: el claro ejemplo de fans que defienden la marca y compran las novedades, que sienten que esa marca les da un estatus social y que no miran el precio cuando compran. Quien es de Apple, es de Apple y de nadie más.

Características de los Brand Lovers

Detrás de una marca que ha sabido posicionarse como Love Brand encontraremos a los consumidores llamados los Brands Lovers. Los Brands Lovers se sentirán totalmente enganchados y fidelizados con la marca a tal nivel que no solo van a recomendar la marca, es que además cumplirán estas características:
  • No se preocupan por el precio del producto, así que la marca no tendrá que competir en precio y podrá centrarse en otras cosas.
  • Están atentos a las novedades y esperan con ganas para descubrir qué será lo próximo y cuándo lo podrán tener.
  • Necesitan comunicación con la marca, que sea fluida.
  • Compran distintos productos de su marca favorita, no se limitan solo a tener uno.
  • Son recomendadores y defensores de la marca, incluso cuando haya retractores cerca.
  • Sienten que la marca no les da un producto, sino una experiencia completa y unas emociones.
Quizá el mejor ejemplo para imaginar a un consumidor Brand Lover es el caso Apple. Sí, ya se ha analizado mucho, pero es que actualmente es la marca que mejor representa el ejército de fans incondicionales que aman la marca. Cumplen todas las características: suelen tener varios dispositivos Apple, están atentos a las novedades y cuando pueden las compran, son los mejores recomendadores, y pagan lo que sea por la última novedad. Porque saben que vale cada euro, tanto en calidad como en servicio como por supuesto en el estatus que da la marca a quien la compra.

Cómo conseguir ser una Love Brand

Todas las marcas aspiran a ser Love Brands, pero solo muy pocas lo consiguen. Lo importante es recordar que es un camino largo y que no hay atajos: toda la maquinaria debe estar bien engrasada y trabajar de forma constante.

Las pequeñas acciones logran grandes resultados

Enamorar es una carrera de fondo, y hay que cuidar cada paso para que sea coherente con los valores y la esencia que se quiere transmitir. Si quieres mejorar el enganche con el cliente, recuerda que no vale solo con vender un producto, tienes que vender la experiencia completa.

Consigue con Inspiring Benefits ofrecer un extra a tus consumidores

En Inspiring Benefits te asesoramos para construir un programa de fidelización que sume a tu estrategia de engagement. Te ayudamos a ser una Love Brand.  

Deja un comentario