bandera-idioma-ingles

Cómo impulsar una marca con un plan de medios digitales

separador

Se puede impulsar una marca en los medios digitales, pero para que tenga éxito hay que hacerlo con una estrategia. Un plan de medios concreta esa estrategia y desarrolla la planificación, los objetivos y las acciones. Si quieres saber cómo impulsar una marca con un plan de medios digitales, este artículo te interesa.

 

Antes de lanzar un plan de medios: una marca bien definida

Dar a conocer una marca con un plan de medios es una misión compleja, pero no puede existir ningún plan de medios si la marca no está bien definida.

Una marca definida es aquella que no solo ofrece un producto o servicio, sino que también tiene claro qué quiere comunicar cuando lo vende y cómo quiere hacer sentir al consumidor.

La propuesta de valor de un negocio

Descubre en este artículo cómo convertirte en una love brand.

Porque, siendo realistas, es muy difícil que un producto sea tan diferente de su competencia que destaque por sí mismo. Todas las marcas tienen que definir su propuesta de valor para poder orquestar su plan de medios.

Por ejemplo, una marca de zapatillas, ¿qué puede ofrecer que le diferencie de otras zapatillas? Si se trata de una marca hecha en España, una de sus posibilidades a la hora de comunicar es centrar su estrategia en convencer al consumidor de por qué comprarlas es apoyar el comercio local, y de que la calidad de los materiales de kilómetro 0 garantizan su durabilidad.

No se trata solo de comunicar las características del producto. Para ofrecer valor, hay que hablar de cómo ese producto o servicio soluciona un problema al consumidor y también hacer sentir especial a quien lo adquiere. Conseguir crear el efecto WOW.

Cómo hacer un plan de medios digital

El mundo digital ofrece una gran cantidad de plataformas en las que se puede comunicar, y para que el plan de medios funcione hay que acotar las que más se adapten a tus necesidades.

Para impulsar una marca con un plan de medios digitales, hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Definir la propuesta de valor de la marca y afianzar la marca, tal como hemos visto en el anterior punto.
  2. Establecer el público objetivo al que dirigirse.
  3. Conocer bien el Customer Journey del potencial consumidor.
  4. Fijar los objetivos de la campaña.
  5. Concretar el presupuesto y el retorno que se espera.
  6. Elegir los medios en los que comunicar la marca y el contenido.
  7. Monitorizar los resultados.
  8. Fidelizar a los clientes.

Establecer el público objetivo al que dirigirse y conocer su Customer Journey

Es un error pensar que podemos dirigirnos a todo el mundo, por mucho que nuestra marca sea realmente un producto que utilice la mayoría de la población (por ejemplo, un teléfono móvil) sabemos que no todo el mundo nos va a comprar. Una de las claves del éxito es definir bien el tipo de persona que queremos atraer.

Por ejemplo, si vendemos teléfonos móviles de última generación, posiblemente el precio sea elevado y solo lo van a valorar personas que disfrutan teniendo las últimas novedades, al precio que sea.

Una vez sabemos quién nos puede comprar a nosotros, es momento de conocer a fondo a esa persona tipo. Para ello, es muy interesante conocer el concepto de Customer Journey del que ya hablamos en el blog.

Cómo se pueden mejorar las soft skills en el ámbito laboral

Fijar los objetivos de la campaña

Aparecer en los medios no es un objetivo en sí mismo. Se quiere aparecer en el entorno digital para conseguir algo concreto. Fijar unos objetivos alcanzables es la base del éxito, porque si simplemente queremos estar por estar, no va a servir de nada. Vamos a tomar como referencia los tipos de objetivos que Facebook ofrece para definir sus campañas:

  • Reconocimiento: sirve para generar interés en la marca o en el servicio. Un objetivo útil si, por ejemplo, acabas de abrir una tienda y la quieres dar a conocer.
  • Consideración: este objetivo es conseguir que las personas que son tus potenciales clientes piensen en tu marca y quieran conocerla más. Por ejemplo, una campaña de consideración puede ser simplemente atraer tráfico a la web.
  • Conversiones: este es el objetivo más concreto: que compren. Pero claro, para que una persona compre, normalmente hay que haber trabajado previamente los otros dos objetivos.

Concretar el presupuesto y el retorno que se espera

No puede existir campaña si no tenemos un presupuesto. Lo que está claro es que para obtener resultados en los planes de medios hay que invertir, y en función del dinero invertido se obtendrán más o menos resultados.

Hay campañas digitales más económicas, como los anuncios en Facebook o Twitter, y otras más caras como las de Google o LinkedIn. En cualquier caso, cada una sirve para conseguir objetivos distintos.

Lo bueno de los planes de medios digitales es que se puede medir cada euro invertido, por lo que el control de la inversión y de su retorno es muy alto.

Elegir los medios en los que comunicar la marca y los contenidos

Tal como comentábamos en el punto anterior, existen plataformas donde el coste de inversión es más elevado, sí. Pero hay que comunicar en los medios donde se encuentre nuestro público objetivo, no comunicar donde creamos que vamos a gastar menos.

Por ejemplo, si somos una marca que quiere ofrecer servicios a empresas de recursos humanos, posiblemente nos salga más rentable a la larga invertir en LinkedIn y en prensa digital que en Instagram.

También es necesario definir bien el contenido que vamos a publicar. Este paso será más fácil si tenemos clara la propuesta de valor y el público objetivo al que nos dirigimos.

Monitorizar los resultados

La mayoría de medios digitales (por no decir que todos) ofrecen métricas para valorar el éxito de la campaña. Pero para que los resultados nos den información valiosa, es necesario que los objetivos hayan sido bien definidos. Si una campaña no ha devuelto los resultados planteados, será necesario revisar el tipo de anuncio, el medio, el público objetivo…

Fidelizar a los clientes

Y aquí la parte más importante de los planes de medios digitales: fidelizar. Cuidar a los clientes es una parte de la estrategia que más rentabilidad da, y sin embargo es en la que menos se suelen fijar las marcas.

Si quieres elaborar un plan de fidelización y no sabes por dónde empezar, en Inspiring Benefits te proponemos soluciones de fidelización llave en mano para que empieces hoy mismo a cuidar a tus clientes.

Deja un comentario